Explore
 Lists  Reviews  Images  Update feed
Categories
MoviesTV ShowsMusicBooksGamesDVDs/Blu-RayPeopleArt & DesignPlacesWeb TV & PodcastsToys & CollectiblesComic Book SeriesBeautyAnimals   View more categories »
All reviews - Movies (25)

Matrix

Posted : 10 years, 4 months ago on 19 April 2007 06:51 (A review of The Matrix)

En primer lugar voy a reconocer que soy uno de los que, al salir de la sala de cine cuando vi Matrix, dije aquello de: 'esta película va a suponer un antes y un después en la historia del cine fantástico'

Es evidente que los Wachowski colaron alguna imagen subliminal durante el metraje, ya que yo no como palomitas ni bebo liquido marrón con burbujas en los cines, por lo que descarto que usaran sustancias para convencerme de ello.

No voy a despotricar sobre la película, puesto que me sigue gustando (acabo de revisitarla en DVD), pero desde luego mi impresión en esta ocasión no ha sido la misma.

En primer lugar la historia no es original. la lucha entre humanos y máquinas por el poder ya la vimos en Terminator. Y la historia de una realidad virtual que nos engaña ya la vimos en Dark City.

Los Wachowski no se conforman con realizar un film de pura acción, y pretenden vestir la historia de referencias filosóficas, literarias e incluso religiosas. Todo esto no estaría mal si se quedasen en simples referencias. El problema viene porque, a mi entender, esas referencias se comen la película, abarcando la mayor parte del metraje.

Es decir, que la película es pobre para ser considerada profunda, y como película de acción en realidad solo tiene 2 escenas destacables, por una parte todo el proceso de entrenamiento de Neo, en lo que no deja de ser una película de chinos sin chinos, y el asalto final al rescate de Morfeo, donde si que la película nos deja satisfechos después de algún alarde visual muy bien acabado.

Si a eso le añado que para mi gusto los 5 últimos minutos de una película pueden hacer que esta merezca la pena o hundirla en la mediocridad, se comprende que mi valoración final no sea la que tuve en caliente.

Si a eso le añadimos una secuela visualmente mucho más pirotécnica, pero también más farragosa en su trama, en la que en un momento dado Neo está más preocupado de su vida sexual con Trinity que de salvar a la humanidad, gatillazo incluido, uno reflexiona si no hubiese sido mejor para él (y para ella) que hubiese pasado de la píldora roja, y se hubiese tomado la azul.Burla

Verla situada en el puesto 34 del top250 de la IMDB, justo por delante de Vértigo de Hitchcock es sangrante, aunque en realidad la mayor parte de la lista es un pequeño despropósito, en mi opinión.

Para que mi opinión sea debidamente ponderada he de aclarar que solo he visto Matrix y Matrix Reloaded, no habiendo visto ni Matrix Revolutions ni el resto de productos de la saga.


0 comments, Reply to this entry

¿Publicidad encubierta?

Posted : 10 years, 4 months ago on 19 April 2007 06:47 (A review of One, Two, Three)

Acabo de revisar esta película y estoy agotado. Yo no recuerdo una película con un ritmo tan frenético (salvo quizás 'Luna nueva' de Hawks).

R.C.Macnamara (James Cagney) es un directivo de la Coca-Cola en Berlín, que en principio vive una vida convencional, con su mujer, sus 2 hijos, su amante secretaria, y su ambición por el puesto de jefe para Europa de la marca, en Londres. Cuenta para ello con el plan de introducir la bebida en Rusia.

Todo su mundo comenzará a tambalearse cuando recibe el encargo del presidente de la empresa de cuidar a su hija durante las dos semanas que va a permanecer en Berlín. Cuando Scarlett Hazeltine (Pamela Tiffin) llega descubrimos que es una muchacha de 17 años tremendamente malcriada. Su enamoramiento, boda y embarazo del proletario Otto Ludwig Piffl (Horst Buchholz) empujará a Macnamara a un torbellino de situaciones desternillantes con un ritmo in crescendo hasta un final 'puro Wilder'.

La película se rodó en 1961 en el propio Berlín, dándose la circunstancia de que durante su rodaje se levantó el muro, lo que obligó a Wilder a desplazarse a Munich para terminar algunas escenas. Esta circunstancia no solo provocó problemas durante el rodaje, sino también en su estreno, debido a que la situación que retrataba (la diferencia de vida entre el lado oriental y el occidental, y las dificultades para traspasar la frontera que los separaba) se había convertido en una tragedia para Europa.

Es evidente que Wilder no quería mofarse de la situación y de sus víctimas, pero tuvo que sufrir algunas críticas por ello, al igual que le pasó a su maestro Lubitsch por 'Ser o no ser'.

Cagney está esplendido, como siempre, aunque sufrió más de la cuenta en el rodaje por sus roces con Wilder y sobre todo con Buchholz, al que no soportaba. De hecho provocó su retiro durante 20 años, hasta su papel en 'Ragtime'.

Decir que la película está llena de afilados diálogos, de situaciones cómicas, con constantes referencias políticas y cinéfilas no sorprenderá a nadie, siendo los padres de la criatura Wilder y I.A.L.Diamond.

Absolutamente recomendable.


0 comments, Reply to this entry

Cuidado con esas manos, que luego van al

Posted : 10 years, 4 months ago on 19 April 2007 06:42 (A review of Pickup on South Street)

Estamos ante un buen ejemplo de cine negro. Resumiendo el argumento diremos que Skip McCoy (Richarc Widmark) es un carterista que en una de sus actuaciones rutinarias en el metro topa con Candy (Jean Peters), a la que roga la cartera del bolso.

Ese gesto casi cotidiano para él va a cambiar su vida dado que lo que era un robo menor se convierte en una trama a varias bandas, dado que Candy es el correo de una organización comunista que debía entregar un valioso microfilm que precisamente transportaba en su cartera.

Entran en juego los policías que perseguían a Candy (su objetivo no era ella sino el destinatario de la entrega), los propios comunistas, con protagonismo especial de Joey (Richard Kiley), ex-novio de Candy para la que esta realiza un último favor, sin conocer el contenido de lo que él le ha encargado, y sobre todo Moe (Thelma Ritter), una soplona entre entrañable y despreciable, cuyo único objetivo es ganar dinero y escapar de una fosa común el día de su muerte, pagándose un digno entierro.

Skip y Candy entablarán una relación con una gran dosis de engaños y violencia, en la que él pretende sacar tajada de la valiosa mercancía que ha caído en sus manos, y ella intenta recuperarla a toda costa. Sin embargo el tiempo modificará esas posturas radicalmente.

La película contiene un claro 'macguffin', que es toda la trama del microfilm y los comunistas. Tanto es así que en Francia se estrenó la película con el título 'Le Port de la Drogue', donde el microfilm era sustituido por una trama de drogas.

En realidad lo interesante es el dibujo de los personajes. Tenemos a Skip, un ladrón de actitud chulesca que no duda en insultar y golpear tanto a hombres como a mujeres, y que tampoco es permeable a argumentos patrioticos cuando la policía le explica la naturaleza de lo que ha robado. Sin embargo será capaz de desarrollar todo un caracter 'justiciero' cuando le toquen lo que le importa.

Está Candy, una mujer que es un poco pelele en manos de su ex-novio y que intenta sin mucho éxito recuperar el microfilm a base de dinero y una sensualidad no demasiado convincente. Es apaleada e incluso tiroteada por ambas partes, pero al final saca la vena de heroina que lleva dentro.

Mención especial para Moe, delatora y confidente, pero que consigue que su sucio oficio no mengue nuestra simpatía hacia ella. Incluso Skip, víctima de su delación la comprende y defiende. Ritter obtuvo una merecida nominación como secundaria.

Tenemos a los policías, tipos violentos y sin demasiadas luces, que pasan el metraje suplicando la ayuda de todos para atrapar a los comunistas, ante su propia incapacidad para hacer bien su trabajo, y tenemos a los comunistas, que evidentemente nos son presentados como viles traidores, como es lógico si uno quería rodar una película en aquella época.

La película tiene buen ritmo, no cae en un maniqueismo facil y se deja ver con agrado.

Absolutamente recomendable.


0 comments, Reply to this entry

Un diamante es para siempre

Posted : 10 years, 4 months ago on 19 April 2007 06:40 (A review of Gentlemen Prefer Blondes)

Estamos ante una comedia musical de Howard Hawks, que sin ser de sus mejores películas, si que tiene los suficientes ingredientes para que pasemos un rato muy agradable.

Dorothy Shaw (Jane Russell) y Lorelei Lee (Marilyn Monroe) son dos muchachas de bajo origen social que se dedican al cabaret, con distintos objetivos. Así como Dorothy está dispuesta a enamorarse de un hombre guapo que la quiera, Lorelei únicamente se fija en la cuenta corriente de sus futuras conquistas. Su actual pretendiente es Gus Esmond (Tommy Noonan), un muchacho apocado heredero de una gran fortuna.

Las dos protagonistas se embarcan en un transatlántico con destino a París, enviadas por Gus, que desea alejar a Lorelei del alcance de su padre (que no aprueba su relación) y envía a Dorothy para que cuide de ella. (esto último nos da una idea de las capacidades del pobre de Gus)

Su padre envía al detective Ernie Malone (Elliott Reid) para que le informe de cualquier desliz de Lorelai con el fin de poder romper la relación con su hijo. Malone utiliza a Dorothy para acercarse a su víctima pero termina enamorándose de ella.

Para complicar más la trama aparece Sir Francis 'Piggy' Beekman (Charles Coburn), un magnate de los diamantes que queda prendado de la belleza de Lorelai y provoca una ligera trama judicial a costa de una diadema de diamantes propiedad de su esposa.

El esquema es el clásico del musical, con números musicales ylas dos protagonistas humorísticos que van haciendo avanzar una trama de enredo con continuas situaciones equívocas, que harán las delicias del espectador.

Se puede considerar que con esta película se inicia el mito de Marilyn Monroe, que aunque ya había destacado en 'Niagara', es aquí cuando comienza a ser una estrella. Posiblemente no era una gran actriz, pero se comía la pantalla y eclipsaba a cualquiera que apareciese con ella en el mismo plano. (Si Orson Welles hubiese podido rodar con ella no creo que se hubiese preocupado por cosas como la profundidad de campo)

Los números musicales dan realce a la trama, con canciones como 'Two Little Girls from Little Rock', 'When Love Goes Wrong, Nothing Goes Right', 'Bye, Bye, Baby', 'Ain't There Anyone Here for Love?' y el mítico 'Diamonds Are a Girl's Best Friend', que por si solo justifica el visionado de esta película.


0 comments, Reply to this entry

el cuarto poder

Posted : 10 years, 6 months ago on 19 February 2007 04:42 (A review of Deadline - U.S.A.)

Es esta otra película quizás poco conocida pero muy interesante de Richard Brooks.

Ed Hutcheson (Humphrey Bogart) es el redactor jefe de 'The Day', un periódico con solera en la ciudad. El problema es que se trata de un periódico que se dedica al 'periodismo', huyendo del amarillismo, horóscopos, crucigramas y tiras cómicas. Esto le ha ganado un público muy fiel, pero no suficiente en número ante propuestas más 'modernas'.

El teletipo escupe la noticia de la venta del periódico a la editora rival, en lo que hoy podría ser una OPA hostil, y el desánimo cunde en la redacción. Incluso se celebra un velatorio, con momentos realmente cómicos, aunque con un gran poso de amargura.

Las dos hijas y la viuda del fundador del periódico han decidido vender. Hay opciones más rentables para invertir una fortuna.

Hutcheson no se va a rendir por ello, y está dispuesto a caer haciendo mucho ruido. Un pequeño suceso (la aparición de un cadáver en el río envuelto en un abrigo de visón) llega a sus oídos, y su olfato de periodista le hace ver más allá, relacionando a la difunta con Tomas Rienzi (Martin Gabel), un mafioso que domina los resortes políticos de la ciudad, haciendo ganar y perder elecciones.

Hutcheson echará toda la carne en el asador, demostrando como se hace periodismo de verdad.

Un juicio para dirimir si el periódico puede o no venderse (Margaret Garrison (Ethel Barrymore), viuda del fundador se ha arrepentido de su decisión inicial de vender) da la oportunidad a Brooks de hacer, por boca de Bogart, un alegato vibrante en favor de la prensa libre.

Una historia de amor-desamor entre Hutcheson y su ex-esposa Nora (Kim Hunter), quizás lo más flojo del film aunque con algunos diálogos de alto nivel, completan una película que no sé si en el año de su estreno (1952) trataba un tema candente en EEUU, pero vista hoy desde aquí no puede estar más vigente, cuando el amarillismo invade cada vez más a la prensa 'seria', y la influencia política en las grandes cabeceras ¿o son estas las que influyen en la política? es cada vez mayor.


0 comments, Reply to this entry


« Prev 1 2 3Next »

Insert image

drop image here
(or click)
or enter URL:
 link image?  square?

Insert video

Format block