Explore
 Lists  Reviews  Images  Update feed
Categories
MoviesTV ShowsMusicBooksGamesDVDs/Blu-RayPeopleArt & DesignPlacesWeb TV & PodcastsToys & CollectiblesComic Book SeriesBeautyAnimals   View more categories »
All reviews - Movies (25)

The narrow margin: La serie B al poder

Posted : 10 years, 2 months ago on 21 April 2007 01:10 (A review of The Narrow Margin)

Esta película de Richard Fleischer me ha parecido muy interesante.

Tenemos a la esposa de un gangster que ha sido asesinado, y que pretende contarle al fiscal todo lo que sabe de la organización para la que trabajaba su difunto marido. le facilitará una lista de miembros del clan, que la banda pretende que no llegue a manos de la ley.

Dos policías son encargados de proteger a la mujer en su viaje en tren desde Chicago a Los Angeles, pero ya antes de partir tendrán un primer encuentro con uno de los encargados de que no lleguen a su destino, en el que morirá uno de los policías.

La presentación del asesino es esplendida, cuando a la señora Neall (Marie Windsor) se le rompe un collar de perlas y veremos como una de ellas rueda escaleras abajo hasta los pies del asesino, oculto en la sombra. Esto marca el devenir de la película, pues su premisa argumental nos dice que el policía Walter Brown (Charles Mcgraw) desconoce la identidad de sus perseguidores, y estos solo conocen la suya, ignorando el aspecto de la mujer objeto de su busqueda.

Protector y protegida llegarán sanos y salvos a sus departamentos en el coche cama del tren e iniciarán su viaje, siendo acosados en todo momento y teniendo como misión Brown el mantener oculta la identidad de la mujer, puesto que si no la conocen dificilmente podrán matarla.

LLegados a este punto se establece un juego de gato y ratón a lo largo del tren, en cuyo desarrollo Brown conocerá a la señora Sinclair (Jacqueline White) con la que entabla una relación de compañeros de viaje y que provocará en los gangsters ciertas dudas sobre su verdadera identidad y un conflicto entre Brown y la Sra. Neall, que pretende que él fomente la confusión para desviar la atención de sus perseguidores y salvar el pellejo.

Lo interesante de la trama viene porque el trio de perseguidores está compuesto por un gorila y otro tipo refinado, que llega a proponer a Brown que entregue a Miss Neall a cambio de una elevada suma de dinero, y un tercer miembro cuya identidad desconocemos (podría ser el tipo gordo que obstruye constantemente el pasillo, podría ser alguien camuflado de revisor, podría ser la propia señora Sinclair...).

La tensión irá en aumento hasta que la señora Neall sea 'cazada', pero aquí nadie es lo que parece y el argumento dará un giro inesperado...

Una estupenda secuencia final resolverá definitivamente la trama, en esta notable película de serie B. Quizás con interpretes de más relumbrón hablaríamos ahora de una película con mucho más renombre.

Peter Hyams realizó un remake en 1990, con Gene Hackman y Anne Archer en los papeles protagonistas.


0 comments, Reply to this entry

It's a wonderful film

Posted : 10 years, 2 months ago on 21 April 2007 01:04 (A review of On the Town)

Un día en Nueva York es uno de los grandes musicales de la historia del cine. Fue dirigida por Gene Kelly y Stanley Donen, dos personajes capitales en el género musical que posteriormente rodarían la obra maestra Cantando bajo la lluvia.

Los personajes son Gabey (Gene Kelly), Chip (Frank Sinatra) y Ozzie (Jules Munshin) como los 3 marineros que disponen únicamente de 24 horas de permiso para disfrutar de la ciudad, y Hilde (Betty Garrett), Claire Huddesen (Ann Miller) y Ivy Smith (Vera Ellen) como las 3 chicas que harán su estancia más agradable.

Los números musicales se integran perfectamente en el argumento de la película, dándole continuidad, algo que hasta entonces no era habitual, y los diálogos están plagados de ironía y humor (destaco el chiste sobre Ava Gardner y todo el tono burlesco y erótico del número Prehistoric man y la cabeza 'saquidofálica' de Ozzie).

Cuando a los pocos minutos de comenzar escucho 'New York, New York, it's a wonderful town...', me olvido de las preocupaciones porque sé que me esperan hora y media de puro entretenimiento, con mayúsculas. Como anécdota hay que decir que casi nos quedamos sin el más reconocible estribillo de la película dado que inicialmente iba a ser 'New York, New York, it's a helluva town...' como se cantaba en la obra de teatro, pero el código de censura no lo permitió (al parecer la traducción es algo así como 'NY es una ciudad cojonuda)

La peripecia es sencilla. Los 3 protagonistas tienen un día de permiso y desean exprimirlo al máximo. Chip tiene ganas de visitar todos los monumentos de la ciudad, y sus dos compañeros también, aunque discrepan sobre si los monumentos deben ser de piedra, como quiere él, o de carne y hueso.

Gabey verá en el metro un cartel con la foto de Ivy 'Miss Metro de junio' y se enamora perdidamente de ella, iniciándose una persecución por toda la ciudad, en la que irán encontrando a Hilde, una taxista con mucho descaro que acosará sexualmente a Chip, y a Claire, una antropóloga que verá en Ozzie a la reencarnación del Pitecantropus erectus, pero a la que también le va la marcha.

Gabey encontrará a Ivy, a la que confunde con una celebridad, e interpreta el papel de ligón, cuando en realidad los dos son igual de 'paletos'. De hecho han nacido en el mismo pueblo de Indiana.

Al final ella también queda prendada de él y quedan en la azotea del Empire State, para pasar la noche de fiesta visitando los mejores clubs de la ciudad. Pero ella, cual cenicienta, debe abandonarle a las 23:30 para acudir a su trabajo como bailarina en una cutre atracción de feria. Logrará encontrarla, pero la policía impide la escena romántica final, deteniendo a los 3 marineros por los diversos estropicios que han ido causando a lo largo de toda la película.

SPOILER:

Al final todo acabará como tiene que acabar.

Fin del SPOILER.


0 comments, Reply to this entry

Los amantes de la noche

Posted : 10 years, 2 months ago on 21 April 2007 01:01 (A review of They Live by Night)

Los amantes de la noche es el primer largometraje de Nicholas Ray, y es un muy digno debut y una película altamente interesante.

La historia es mas o menos la siguiente.

Bowie (Farley Granger) es un muchacho de 23 años que lleva 7 en la carcel. Junto con otros 2 reclusos bastante mayores que él, Chicamaw (Howard da Silva) y T-Dub (Jay C. Flippen) se fugan de la prisión y planean una serie de atracos y liberar al cuñado de T-Dub, marido de su hermana Mattie (Helen Craig), que también es un presidiario. En su fuga Bowie conoce a Keechie (Cathy O'Donnell), una muchacha que se irá enamorando de él.

La intención de Bowie es conseguir dinero para contratar un buen abogado que consiga revisar su caso. El atraco se produce, aunque Bowie únicamente intervendrá como chofer.

En la huida un accidente de tráfico lo complicará todo. Bowie sale herido, Chicamaw dispara a un policía y la pistola del joven quedará olvidada en la escena del crimen.

A partir de ahí deberá huir sin rumbo fijo, acompañado de Keechie con la que contraerá una patética boda en un tugurio de carretera donde el anillo de boda se puede comprar o alquilar.

Cuando la pareja cree haber iniciado una nueva vida en una cabaña en la montaña aislados del mundo, su pasado volverá para arrastrarles hacia su trágico destino.

Para mi las virtudes de la película son una buena historia contada con un gran ritmo, un reparto muy preciso (Da Silva y Flippen estan magníficos en la mejor tradición de los secundarios en el hollywood de la época) e incluso Farley Granger está bien, para mi gusto no tanto por su gran actuación (no es un actor que me maraville) pero si por su adecuación al personaje, un chico débil y vulnerable que no sabe como zafarse de su pasado para encarar una nueva vida con su mujer. Hago mención especial de Cathy O'Donnell, que llena a su personaje de romanticismo y que es quién hace más para que la relación prospere.

Bowie será el primer rebelde con causa de la filmografía de Ray, en este caso una dura infancia en la que su padre fue encarcelado por asesinar al amante de su madre, y su propio encierro en la adolescencia, que marcarán definitivamente su destino.


0 comments, Reply to this entry

Como está la juventud

Posted : 10 years, 2 months ago on 21 April 2007 12:59 (A review of Blackboard Jungle)

En esta película de Richard Brooks tenemos a Richard Dadier (Glenn Ford), un novato que consigue su primer trabajo en un instituto de un barrio marginal, donde el director del centro es un hombre inflexible y muy estricto, tanto con los alumnos como con los propios docentes.

Conocemos al mismo tiempo que Dadier al resto de profesores, destacando Jim Murdock (Louis Calhern), un hombre mayor que está desencantado del sistema, que ve a los alumnos como futuros delincuentes y que constantemente hará comentarios sarcásticos sobre su función ante sus pupilos, y la bella Lois Judby Hammond (Margaret Hayes) a la que veremos aparecer con un vestido muy ajustado y unas medias de rejilla que para la época harían tragar saliva a mas de un espectador.

En la presentación del claustro de profesores a los alumnos en el salón de actos, veremos el tipo de chicos con el que se van a enfrentar: Comentarios soeces, actitudes chulescas, en fin, que los profesores se acojonan bastante.

La trama de la película como es lógico nos presentará las dificultades de Dadier para hacerse con el control de sus alumnos, no a base de una férrea disciplina sino haciendo lo que se supone que nadie antes ha intentado, interesarles por su propia educación dándoles la esperanza de salir del gueto en el que viven.

El entiende que su mejor aliado va a ser uno de los cabecillas de la clase, Gregory W. Miller (un joven Sidney Poitier), al que intentará convencer de que su ayuda es indispensable y les traerá beneficios a ambos.

Veremos una sucesión de situaciones violentas, tanto dentro del aula como en las calles, con intentos de violación de la profesora Hammond, palizas a profesores, robos, intimidación a alumnos 'empollones' y profesores, envío de anónimos a la señora Dadier (Anne Francis), que está embarazada y ya tiene un antecedente de aborto, intentando sembrar la duda sobre la fidelidad de su marido. Dadier pasará del entusiasmo inicial al total desencanto, aunque su perseverancia nos hará ver un poco de luz al fondo del túnel.

Un violento climax en el aula, donde salen a relucir navajas automáticas, nos llevará al final del film.

Yo destacaría varias cosas:

La película, a pesar de lo candente de su temática, ahora que parece que el bulling se está saliendo de madre, se ha quedado un poco rancia. Quizás todo el tono moralizante de Dadier visto hoy en día resulta un poco cándido. Los alumnos de su clase no parecen chicos de instituto sino mafiosos con gran experiencia criminal (Poitier tenía 28 años y Vic Morrow, que encarna al delincuente irreductible en su debut en el cine tenía 26). Por contra Anne Francis tenía 25, y con su aspecto y actitud casi parece más la hija que la esposa de Ford.

Sin embargo es curioso como habiendo en la clase un ramillete de múltiples razas (negros, italoamericanos, irlandeses, hispanos...) el tema racial se lleva con absoluta naturalidad, no siendo para nada origen de los conflictos.

Otro lastre de la película es su resolución un poco simple, ya que la catarsis de los alumnos con los dibujos animados queda hoy en día un poco ridícula.

Por último destaco dos anecdotas curiosas, como son que la embajadora americana intentó que el film no participara en el festival de Venecia aduciendo que daba una mala imagen de la vida en los U.S.A., y que tiene el galardón de ser la primera película en la que apareció un Rock & Roll ('Rock Around the Clock' de Bill Haley) en los créditos iniciales, un sonido que en la época se consideraba la banda sonora de los delincuentes juveniles. Aunque luego los alumnos escucharán jazz, otro sonido no demasiado bien visto dado que se veía como la música de los negros.

El film es un antecedente claro de películas posteriores como 'Rebelión en las aulas' (donde curiosamente Poitier estará al otro lado de la trinchera), 'El sustituto' o la más reciente 'Mentes peligrosas', que recuerde así a bote-pronto.


0 comments, Reply to this entry

Es dificil huir de tu pasado

Posted : 10 years, 2 months ago on 21 April 2007 12:57 (A review of Man of the West)

Es el penúltimo western de Anthony Mann, y muchos lo consideran el mejor (lo que entiendo que es decir mucho).

Link Jones (Gary Cooper) oculta un pasado del que no está orgulloso. Le ha costado mucho tiempo y esfuerzo convertirse en un honrado ciudadano, felizmente casado y padre de 2 hijos pequeños, que ha sido encargado por su comunidad para ir a la ciudad en busca de una maestra. Evidentemente sus vecinos le han elegido porque le consideran un hombre honrado, dado que la cantidad necesaria para contratarla es elevada (600 $) y debe llevarlos encima, pues hay que abonar un año de sueldo por adelantado, aparte de que debe escoger una persona adecuada para el cargo, en una decisión de gran responsabilidad.

Debe coger un tren para ir a buscarla, y ya en el anden vemos que Link oculta algo (el sherif le interroga sobre su identidad e intenciones y le da un nombre falso).

En el tren coincidirá con 2 personajes a los que ha conocido fugazmente antes de montar, Sam Beasley (Arthur O'Connell) y Billie Ellis (Julie London), un tahur con las cartas y una cantante de variedades cuyos destinos se verán unidos al suyo. Una banda asalta el tren y los tres quedarán en tierra después de que el maquinista huya del lugar.

Caminan en busca de un refugio para pasar la noche y llegan a una granja que parece abandonada, donde se ocultan los asaltantes del tren. Es aquí donde se nos desvela lo que Link oculta, su antigua pertenencia a la banda, de la que su tío Dock Tobin (Lee J.Cobb) es líder, un villano sin escrúpulos, y a la que también pertenece su primo Claude (John Dehner).

Link debe tomar una decisión, y su opción será unirse al grupo y volver a la senda de la violencia, con el fin de salvar su vida y la de sus acompañantes.

A mi la película no me parece tan redonda como la crítica califica. Si bien tiene varias escenas absolutamente memorables. Los 2 stripteases que contiene, llenos de violencia latente el primero, y absolutamente desbordada en el segundo, son difíciles de olvidar para quien los haya visto. El duelo entre Link y su primo en la ciudad fantasma de Lassoo también quedarán en nuestra memoria, y el final de la película, lleno de melancolía, cierra con broche de oro la historia.

Sin embargo, para mi está un poco lastrada por la elección de Lee J.Cobb para el papel del villano, ya que si bien es un actor que a mi personalmente me parece estupendo, en esta película está muy sobreactuado, lo que le resta credibilidad y contrasta con la sobria actuación de Cooper. Incluso Julie London me parece demasiado elegante para el papel, aunque sabe dotar al papel de un erotismo contenido en un par de escenas (a mi me encanta cuando Cooper la despierta después de haber pasado la noche en el pajar, o en la más obvia escena del striptease donde su interpretación matizada nos muestra que quizás tanto como su propia integridad física, le preocupa el peligro en el que se encuentra Cooper).

No obstante estas pegas al film son absolutamente menores, y no hacen que mi calificación baje del 7 sobre 10.


0 comments, Reply to this entry

Vuelve el Gangster

Posted : 10 years, 2 months ago on 21 April 2007 12:52 (A review of Baby Face Nelson)

Biografía del famoso gangster, que sigue las convenciones del género, contándonos su ascenso y posterior caída en el mundo del hampa.

Hacía bastante tiempo que Hollywood no nos presentaba la biografía de algún famoso gangster, debido sobre todo a que el código Hays no permitía desde los 30 ensalzar las "proezas" de los criminales. Lejos quedaban películas como 'Hampa dorada', 'Al rojo vivo' o 'Scarface' por poner los ejemplos más significativos.

Siegel, amparado en una producción de serie B de un estudio independiente nos cuenta la vida de Lester Gillis (Mickey Rooney), del que no sabemos por qué ingresó en prisión, y que nos es presentado justo en el momento en el que es puesto en libertad con la condicional. No tendrá tiempo para decidir qué hacer con su vida, puesto que en la misma puerta de la cárcel ya está esperándole un hombre de Rocca, líder de una banda que quiere ponerle a "trabajar" inmediatamente.

El trabajo que le encarga, eliminar a un líder sindical que está empezando a ser molesto para sus intereses, es reusado por Lester, quien parece no estar dispuesto a aceptar cualquier encargo. Somos testigos del ardoroso reencuentro con su novia Sue Nelson (Carolyn Jones), con la que queda en la habitación del hotel cuando ella termine su jornada de trabajo en un local de Rocca.

Mientras espera será abordado por un par de policías de la nómina de Rocca que encontrarán en la habitación el arma homicida del sindicalista, en una clara encerrona.

Vuelto a encerrar, Lester consigue fugarse con la ayuda de Sue, emprendiendo un camino criminal que ya no tendrá retorno. El odio ha inundado su personalidad y se ha convertido en un autentico psicópata, al que solo Sue conseguirá sacar algún rasgo de humanidad. De su novia sacará el apellido que formará su nombre de guerra.

Comenzará su "carrera" con la venganza contra Rocca, lo que le da cierta notoriedad y le permite ingresar en la banda de Dillinger, el número 1 en la lista de delincuentes más buscados. Tardará poco en ocupar ese número 1, tras la desaparición de Dillinger. Sus golpes serán cada vez más brutales y audaces, hasta su desenlace en un trágico final.

Reflexiones:

Siegel en principio no justifica la violencia de Lester por un pasado de sufrimiento en su infancia, o por una reacción ante una sociedad hostil, lo que suele ocurrir en películas del género.

La película arranca con una voz en off que nos pone en antecedentes y que después de unas imágenes de gente "normal", nos enseña otras imágenes del interior de las prisiones, otras "ciudades" donde se aloja a la gente que no está capacitada para vivir con nosotros, algunos de los cuales saldrán rehabilitados, y otros no. Es evidente el grupo al que pertenece nuestro protagonista.

Otra cuestión es que en este film no se ensalza al gangster, como de alguna forma se hace en otros parecidos. Nos es presentado como el psicópata que es, y únicamente verá refrenados sus impulsos criminales, y solo en parte, cuando está con su novia, con la que es muy apasionado, y solo respeta la vida de una única de sus víctimas, el director de un banco, al que no asesina porque es "bajito" como él.

La relación con Sue es más convencional dentro del género, una historia de "amor fou" en el que ambos asumen lo efímero de su situación y viven al límite cada momento. Es cierto que ella en un momento se harta de la vida que lleva, en una constante huida y con una actitud absolutamente paranoica de él, que veremos en una escena comiendo en la casa donde se refugian, con la pistola colgando bajo su brazo y una actitud física de "fiera enjaulada", lo que ella no soporta, aunque ni se plantea la posibilidad de abandonarlo, no por miedo a las represalias, sino por amor incondicional, que llevará hasta sus últimas consecuencias en un arrebatador final.

Las interpretaciones son de recibo, y asombrosamente Rooney es totalmente convincente encarnando al protagonista (reconozco que tenía cierto temor sobre su actuación). Carolyn Jones está esplendida, tanto física como interpretativamente hablando, y el resto de secundarios de lujo (Cedric Hardwicke, Jack Elam, Ted de Corsia, Elisha Cook Jr.) realzan con su presencia e interpretaciones el film.

Película de quizás menos fama que otras de sus obras, pero que nos muestra a un Siegel pletórico de facultades, capaz de sacar petroleo de un mínimo presupuesto y 17 días de rodaje.


0 comments, Reply to this entry

Cabalgar en solitario

Posted : 10 years, 2 months ago on 19 April 2007 07:07 (A review of Ride Lonesome)

Este western merece ser destacado por varios motivos. Pertenece a una serie de westerns dirigidos por Budd Boetticher con guión de Burt Kennedy para la productora Ranown, fundada por Randolph Scott y que en su modestia realizó algunos de los westerns más interesantes de la época.

Se trata de la historia de una venganza. Ben Brigade (Randolph Scott) es un cazarrecompensas que persigue y atrapa a Billy John (James Best), un muchacho que ha asesinado a un hombre por la espalda en Santa Cruz. Iremos descubriendo que a Brigade poco le importa la recompensa, ni tampoco es un fanático de que se haga justicia, ni siquiera tenía algún vínculo con la víctima del asesinato. Lo que en realidad persigue Brigade es cumplir una venganza, no contra Billy John, sino contra su hermano mayor Frank (Lee Van Cleef), al que busca hace años.

En su camino hacia Santa Cruz Brigade llega a un puesto de la diligencia, donde se encuentra con un viejo conocido, Sam Boone (Pernell Roberts) y su acompañante Whit (James Coburn), que están allí con la esposa del vigilante del puesto, la señora Lane (Karen Steele), cuyo marido ha salido a buscar unos caballos desbocados dejándola sola a merced de los indios mescaleros que merodean la zona.

Boone y Whit son dos delincuentes perseguidos por la ley que desean unirse a Brigade, ya que quien entregue a Billy John a la justicia recibirá un premio mejor que una recompensa, puesto que será obsequiado con la amnistía de sus delitos, lo que ellos ansían puesto que les permitirá comenzar una nueva vida como propietarios de un rancho.

Brigade trazará su ruta hacia Santa cruz tan despacio y dejando tantas pistas de su paso que Frank, su verdadero objetivo, no tendrá mas remedio que alcanzarle en un escenario lleno de fuerza simbólica, el árbol del ahorcado.

Tenemos ingredientes suficientes para que los amantes del género disfrutemos con la película: Hermosos paisajes, grandes galopadas, enfrentamientos con los indios, conversaciones nocturnas al abrigo de una hoguera y un café. También tiene su toque de tensión sexual (es impagable el dialogo entre Boone y Whit imaginando lo que podía ser el estar casado con una mujer como la señora Lane y disfrutar de su compañía durante días y noches, mientras la observan peinarse. La verdad es que Karen Steele hace perfectamente creíble que dos vaqueros pudiesen volverse locos por ella).

La película ahonda en los sentimientos de unos personajes hacia otros. Así Brigade recibirá el respeto de Boone (en un momento él y Whit se plantean que tendrán que matarlo y Boone le dirá "a un hombre como él no se le mata por la espalda"), y la incomprensión de la señora Lane, que ve en él a un cazarrecompensas sin escrúpulos que antepone sus intereses a cualquier otro sentimiento. Este sentimiento irá evolucionando cuando comprenda los verdaderos motivos de Brigade que justifican sus actos.

Por otro lado la señora Lane se moverá entre su relación con Brigade, que no hace nada para conquistarla, y la actitud mucho más explicita de Boone, que directamente entra a por todas en su intento de establecer una relación con ella.

Por último tenemos a Whit, que siente hacia Brigade un gran respeto, en el sentido de saber que con él no caben los juegos, y tiene una relación con Boone que se acerca a la de un hijo con su padre.

Destaquemos como anécdota que fue el debut en el cine de James Coburn, que nos haría pasar posteriormente muchos buenos ratos con sus interpretaciones.


0 comments, Reply to this entry

Ella nunca devuelve cambio

Posted : 10 years, 2 months ago on 19 April 2007 07:01 (A review of The Naked Kiss)

Una luz en el hampa es una de las películas de Samuel Fuller mejor valoradas por la crítica.

Cuenta la historia de Kelly (Constance Towers), una prostituta de muy buen ver pero algo veterana (a mi al menos me lo pareció al ver la película aunque compruebo que Towers tenía solo 31 años). Kelly llega a Grantville, una pequeña ciudad, huyendo de su pasado profesional, en el que ha tenido un serio problema con su proxeneta (impagable escena inicial llena de rabia y violencia).

A su llegada es recibida por Griff (Anthony Eisley), el capitán de la policía local, con el que tendrá un encuentro sexual profesional. Griff le da una recomendación para el club de alterne de la ciudad vecina (en su ciudad no permite esas conductas).

Kelly sin embargo decide rehacer su vida en un trabajo de enfermera cuidando niños minusválidos. Griff nunca se fia de las intenciones de Kelly, y ejercerá sobre ella un ferreo marcaje presionandola para que abandone la ciudad.

Ella conocerá al señor Grant (Michael Dante), dueño y señor de la ciudad, que queda prendado de su belleza y personalidad, llegando a prometerse con él, pese a ser conocedor de su pasado.

Pero todo se irá al garete, cuando se descubra que Kelly no es la única que guarda un secreto. Se cometerá un crimen y las pesquisas policiales sacarán a la luz el fango que fluye bajo las plácidas calles de Grantville.

En mi opinión la historia podía haber dado más juego del que al final ofrece la película. Si Fuller nos quiere contar la redención de una prostituta, bien me parece que la coloque en un oficio 'honrado', pero lo de los niños inválidos es un poco demasiado. Llega a colocar una escena en la que Kelly canta una melancólica canción con los niños que resulta más propia de una película de terror gótico, o al menos esa fue mi impresión. Además veremos a Kelly impedir que una jovencita sea captada como prostituta, también evita un aborto, en fin, un poco demasiado para mi gusto.

Por otro lado la película me ha resultado incómoda de ver debido a su trompicado montaje. Igual estoy metiendo la pata y la crítica lo aplaude como muy adecuado a la historia (en un rapido vistazo en la red he encontrado referencias al expresionismo y los encuadres inquietantes), pero a mi no ha terminado de convencerme.

Por último hay que decir que el título original 'The naked kiss' se refiere a una expresión que al parecer se usa en psiquiatría para referirse a que algunos sadomasoquistas pueden ser identificados como tales por su forma de besar. Creo que en la epoca en la que se rueda la película les gustaba mucho tirar de manual de psiquiatría para justificar algunos argumentos (recuerdo a bote pronto la escena final de 'Psicosis' con la explicación psiquiatrica de la historia).

En el lado positivo, que también lo tiene, destaco la interpretación de Constance Towers, que sabe darle al personaje sensualidad, ternura, dureza, y la fuerza moral que necesitaba.


0 comments, Reply to this entry

Los ricos también matan

Posted : 10 years, 2 months ago on 19 April 2007 06:57 (A review of The Girl in the Red Velvet Swing)

La película toma su argumento de un hecho real ocurrido en 1906 en Nueva York.

La acción gira en torno a un triangulo en el que Stanford White (Ray Milland) y Harry Kendall Thaw (Farley Granger) compiten por el amor de Evelyn Nesbit (Joan Collins). En realidad creo que su competición nada tiene que ver con ella. White es un afamado arquitecto que disfruta de un envidiable status social y económico, con el que Thaw intenta rivalizar, careciendo del prestigio, la clase y la sofisticación de su enemigo. Unicamente dispone de las armas de la arrogancia y el dinero, que no serán suficientes para competir con un rival que está fuera de su alcance.

White está mejor visto, consigue mejor mesa en los restaurantes, en los espectáculos, y esto le quema la sangre a Thaw.

Como excusa para seguir compitiendo, aparece la figura de Evelyn, una jovencita que acaba de conseguir un pequeño papel de corista en un music hall gracias a su extremada belleza (no puedo reprimir más las ganas de decir que Joan Collins está espectacular, siendo una actriz que nunca me ha terminado de enamorar porque siempre la he visto como una belleza un poco artificial. Aquí aparte de realizar una notable actuación hace gala de una belleza que hace creible que alguien pueda matar por celos).

Ella, aunque por edad podría verse empujada en brazos de Thaw, más joven y dinámico, en realidad se ve fascinada por la figura de White, que intentará seducirla aprovechando la estancia de su enferma esposa en Europa, y que no tendrá que realizar ningún esfuerzo puesto que Evelyn deja claro desde el principio su predisposición a ser seducida.

El, una vez conseguida, intenta alejarse de ella, dado que está enamorado de su esposa y no tiene intención de abandonarla. La internará en un colegio para 'señoritas' con el fin de que obtenga una buena educación, y yo creo que en el fondo para sacarla de la circulación y que ningún otro hombre pueda 'disfrutarla'. Ella no se resigna a su encierro y es sacada por Thaw, que se la lleva a Europa alejándola de White.

Es aquí donde los celos patológicos de Thaw entran en escena, torturando tanto psicológica como físicamente a Evelyn, que al final accede a casarse con él, un poco por miedo y otro poco porque al fin y al cabo con la boda asegura su situación económica para siempre.

De vuelta a Nueva York, Thaw eleva su nivel de celos hasta que una serie de encuentros aparentemente casuales con White desencadenan la tragedia.

El posterior proceso judicial y el desprecio de todos los que le rodean empujará a Evelyn a un dramático y en cierto modo revanchista final.

La película es muy interesante, tocando una historia criminal en un ambiente de alta sociedad, que Fleischer volvería a tocar en 'Impulso criminal'

Como anécdota indicar que si bien el trapecio tiene una importancia capital en la historia, apareciendo en dos de las escenas más importantes de la película, en realidad más que un trapecio es un columpio. No sé cual fue la fecha de estreno en España (es una película de 1955) pero existe la posibilidad de que se estrenase después de la película 'Trapecio' de Carol Reed (1956), que tuvo un cierto éxito, y quizás intentaron aprovechar el tirón. (Lamentablemente desconozco si esta teoría es correcta o no).


0 comments, Reply to this entry

Fueron 6 los asesinatos a sangre fría

Posted : 10 years, 2 months ago on 19 April 2007 06:54 (A review of In Cold Blood)

Película de Richard Brooks, basada en la famosa novela de Truman Capote, narra como dos jóvenes desarraigados asesinan a los Clutter, una familia típica americana, por un mísero botín de 43 dólares, un transistor y unos prismáticos, y las consecuencias que ello tendrá en sus vidas y en la propia sociedad.

Los 2 asesinos, Dick y Perry, acaban de salir de sus encierros (el primero de la cárcel y el segundo del psiquiátrico) y se proponen desvalijar la caja fuerte que Herbert Clutter tiene en su granja. Lamentablemente la caja no existe y los Clutter serán exterminados.

La película nos muestra el contraste entre la familia de las víctimas, perfectamente estructurada (Herbert en un momento dado tiene que asumir una de las tareas de su hija, que se ha comprometido a ayudar a tanta gente ese día que no da abasto), y las familias de los dos asesinos, apenas simulacros en las que el alcoholismo, la violencia y la marginalidad son caldo de cultivo donde no sabemos si se generan pero si al menos se potencian los desequilibrios mentales de los dos protagonistas.

Dick y Perry consiguen huir a México después de cometer el crimen pero una especie de destino implacable les hará volver a Kansas, donde finalmente son atrapados.

Su condena y posterior ejecución ponen fin a la historia en la que Brooks nos hace reflexionar sobre la naturaleza del crimen y la respuesta que la sociedad da en este tipo de situaciones.

Hay que decir ya que la película es magnífica, en un hermoso blanco y negro que refleja la dualidad de la violencia individual frente a la violencia institucional (la frase no es mía pero me ha parecido que resume perfectamente el fondo de la historia). La adaptación de la novela me gusta, aunque como es lógico deje fuera muchos detalles importantes. Yo la vi la primera vez después de leer el libro y en mi opinión es una buena adaptación, aunque es cierto que verla con el libro ya leído ayuda a llenar esos vacíos que no pueden contarse en dos horas.

Los actores protagonistas realzan la película (especialmente Robert Blake en el papel de Perry, que dota al personaje no solo de una apariencia física tal y como uno se la imagina al leer la novela, sino también de matices de ternura, fragilidad, trastorno mental que nos enseñan la compleja psicología del personaje). Como curiosidad leo en la IMDB que el casting deseado inicialmente era Paul Newman y Steve Mcqueen, que posiblemente hubieran dotado a la película de mayor tirón comercial, pero que dudo que hubieran mejorado el resultado final.

Brooks intentó dotar al film de un rigor absoluto rodando en los mismos escenarios del crimen en que se basa la novela (veremos la casa real de los Clutter, en las fotos de las habitaciones vemos a los auténticos Clutter, la sala del juicio es la autentica, e incluso vemos a 6 de los jurados que dieron su veredicto en la vida real). Los 2 pares de ojos que nos contemplan desde el cartel de la película son los de los auténticos Dick y Perry.

Destaco 2 escenas, la primera la confesión de Perry al cura antes de ser ejecutado, frente a la ventana de la celda. La lluvia reflejada en su rostro cual lágrimas y el relato de su juventud es realmente emocionante. La segunda es el plano final del film, con la sobreimpresión del título de la película, en un claro alegato anti pena de muerte, quizás incluso más acentuado que en la propia novela.


0 comments, Reply to this entry



Insert image

drop image here
(or click)
or enter URL:
 link image?  square?

Insert video

Format block